Saltar al contenido
CAFEMANIA.ES

Café bombón

Receta del café bombón

El café bombón es una de las mejores contribuciones que hemos hecho los españoles a la enorme lista mundial de bebidas preparadas a base de café. Su llamativo aspecto, su sabor dulce y aterciopelado, su simplicidad y el hecho de no contener alcohol, le convierten en una bebida apta para todo el mundo. Mejor dicho, para todo el mundo exceptuando a los que estén a dieta, porque este café es una bomba de calorías.

Origen del café bombón

El café bombón es originario de la zona levantina, en concreto de Alicante. Aunque no se conoce con certeza su fecha de creación, lo que sí se sabe es que en esa zona se lleva consumiendo al menos desde mediados del siglo pasado. La enorme cantidad de turistas que visitan cada año la región valenciana ha contribuido en gran manera en su difusión por el resto del mundo.

A continuación te ofrecemos la receta original que podrás preparar fácilmente en tu propia casa. ¡Date un capricho!

Receta del café bombón

Un gran atractivo del café bombón, además de su delicioso sabor, es el bonito aspecto que ofrece: esas dos franjas de café y leche que permanecen definidas e intactas hasta que lo mezclamos con la cucharilla antes de beberlo.

Por eso, para poder apreciar por completo esta belleza, necesitaremos un vaso, una taza o una copa transparente para preparar la bebida.

Ingredientes:

  • Leche condensada a temperatura ambiente (50 %)
  • Café exprés recién hecho (50 %)

Elaboración:

  1. Vierte la leche condensada en el fondo del vaso.
  2. A continuación añade el café lentamente, pero sin miedo. No te preocupes, la diferencia de densidad hará el trabajo por ti y el café se quedará flotando encima de la leche.
  3. No lo agites hasta el momento en que te lo vayas a beber.
Receta del café bombón

¿Sabías qué…?

Aunque encontrarás muchas recetas en las que te indican que le añadas un poco de azúcar al café, no lo hagas. De verdad, no es necesario. En el momento en que mezcles el café con la leche condensada, el punto de dulzor será más que suficiente. Algunas personas incluso lo encuentran demasiado dulce y en lugar de prepararlo con la mitad de leche y la mitad de café, prefieren hacerlo con una parte de leche y dos de café.

La simplicidad de esta deliciosa bebida es tan grande que muchos baristas no han podido evitar la tentación de darle un toque personal. Lo más frecuente es culminarla con una gruesa capa de nata montada o de espuma de leche, obteniendo así un bonito efecto tricolor. Pero de esta forma también le añaden más calorías a una bebida que, por su propia naturaleza, ya tiene más que suficientes.

Otros baristas han optado por añadirle un ligero toque de alcohol (que también cambia dependiendo de quien lo prepare, pero esto desvirtúa la bebida por completo. El auténtico café bombón es una bebida sin alcohol y si le añadimos algún licor se convierte en otra cosa: puede ser exquisito, pero ya no es café bombón.

El café bombón se ha hecho muy popular en Sudamérica, aunque allí cuentan con su propia versión en la que sustituyen la leche condensada por un producto autóctono: el dulce de leche.

En Valencia, hace unos dos años, han creado otra variedad llamada “bombón valenciano”, en la que se sustituye la leche condensada por horchata concentrada.

Trucos

Si has optado por coronar tu café con nata o con espuma de leche, quizá no te acabe de gustar el aspecto que presenta ese color blanco tan uniforme. Un buen truco es espolvorear un poco de canela molida o de cacao por encima. Pero recuerda, sólo un poco, lo justo para mejorar la decoración sin afectar al sabor de la bebida.

Si te gusta el café bombón pero te preocupa tu línea, puedes prepararlo con leche condensada desnatada para disminuir el número de calorías.

error: Alert: Content is protected !!