Saltar al contenido
CAFEMANIA.ES

Café en grano

¿Es mejor comprar café en grano o café molido? Los expertos siempre se decantan por el café en grano, sobre todo porque el sabor y el aroma son mucho más intensos cuando se muele el café justo antes de prepararlo. En nuestra casa hay otro motivo más que añadir a la lista: su conservación. Lo normal es que tardemos días o semanas en gastar por completo un paquete de café. El café en grano, una vez abierto el envase, puede conservar sus cualidades unos cuarenta y cinco días, mientras que el café molido no las conserva más allá de nueve días y la humedad puede estropearlo con rapidez.

¿Cuál es la mejor variedad de café en grano?

Aunque existe una amplia oferta de café dependiendo de la zona o país de origen, lo primero que debemos tener claro es el tipo de variedad de café que queremos. Esta decisión es más sencilla de lo  que parece ya que sólo se comercializan dos variedades de café, arábica y robusta, que provienen de dos tipos de plantas diferentes.

Café en grano arábica – Procedente de la planta Coffea arabica, su grano es alargado, verdoso al recogerlo, y la raya de la parte plana tiene curvas en forma de “S”. Su sabor es más dulce, es mucho más aromático, contiene menos cafeína y se digiere mejor. Su precio es más elevado y su calidad mejora con la altura sobre el nivel del mar a la que haya sido cultivado.

Café en grano robusta – Es el fruto de la planta Coffea canephora, el grano es redondeado, amarillento antes del tueste, y la raya de la parte plana es bastante recta. El sabor es más amargo, es menos aromático que el café arábica, contiene el doble o el triple de cafeína y se digiere peor. A cambio proporciona mucha crema al café. El precio es más económico por lo que se suele utilizar para elaborar el café instantáneo y para abaratar las mezclas.

Café verde

Si no habías oído hablar del café verde quizás pienses que se te trata de una nueva variedad. Nada más lejos de la realidad. El café verde es exactamente lo que su nombre indica: los granos de café tal y como se extraen del fruto recién cosechado, es decir crudos y sin ningún tipo de tratamiento.

¿En qué se diferencia el café verde de los demás tipos de café?

Para empezar tiene distintos matices de sabor (es ligeramente más amargo) y de aroma (menos intenso). Pero la diferencia fundamental está en uno de sus componentes, el ácido clorogénico. La cantidad de este ácido presente en los granos de café verde (hasta un 7%) disminuye tanto con el proceso de tueste que casi desaparece.

¿Para qué sirve el ácido clorogénico?

Al ácido clorogénico se le atribuyen muchos beneficios, pero todavía no existen estudios científicos que avalen muchos de ellos. En cambio sí que se ha demostrado ya que su consumo diario, además de ayudar a controlar la hipertensión, contribuye en gran manera a la pérdida de peso. Por eso el café verde se ha hecho muy popular y podrás encontrarlo en casi todos los comercios, no sólo en grano sino también en forma de suplementos.

Café natural

En España llamamos café natural al que ha sido tostado sin ningún tipo de aditivo o añadido. El proceso de tueste intensifica el sabor y el aroma del café y le añade color. El café natural es el preferido de los profesionales y de los amantes del café más exigentes.

Pero tostar café no es una ciencia exacta. De hecho no existe ningún procedimiento estándar para que el tueste siempre sea igual y depende en gran manera de la maestría del artesano que lo realice. A medida que los granos de café absorben el calor en el proceso de tostado, su color se va oscureciendo. Cuanto mayor sea la temperatura mayor cantidad de aceites aparecerán en la superficie de los granos. Por eso, aunque no sea un método muy científico, el aspecto de los granos el tipo de tueste.

Tueste claro – Granos de color canela y de aspecto mate, sin aceite en la superficie. Conservan la mayor parte del sabor y retienen más la cafeína. Algunas clases de granos con este tipo de tueste se conocen como Light City, Half City, Cinnamon Roast, y New England Roast.

Tueste medio – Los granos son de un color marrón claro, pero más oscuro que el canela, y la superficie sigue siendo mate. El aroma, el sabor y la acidez están más equilibrados que en el tueste claro, y contiene una menor cantidad de cafeína. Es el café preferido en Estados Unidos. Con este tipo de tueste podemos mencionar el Regular RoastAmerican RoastCity Roast y Breakfast Roast.

Tueste medio oscuro – Los granos son de color marrón oscuro y brillante, debido a los aceites que han empezado a salir a la superficie. El café que preparemos con él tendrá más cuerpo y será más amargo cuanto más oscuro sea el color. Merecen reseñarse el Full-City RoastAfter Dinner RoastVienna Roast.

Tueste Oscuro – Los granos son de color marrón muy oscuro, casi negro, y muy brillantes por los aceites que podremos observar incluso en la superficie de la taza cuando preparemos nuestra bebida. El sabor de origen del café queda eclipsado por el sabor a tostado. Los granos de café sometidos a este tueste son los que menos cafeína conservan. Esta clase de tueste es la más popular en Europa y podemos destacar el French Roast, Italian Roast, Espresso Roast, Continental RoastNew Orleans Roast y, por supuesto, el Spanish Roast (tostado español).

Café torrefacto

El café torrefacto apenas se conoce fuera de la península ibérica y se comercializa en muy pocos países. Dicen que los españoles y los portugueses bebemos el peor café del mundo, debido a la gran cantidad de torrefacto que consumimos. Lo que nosotros consideramos un sabor fuerte es, en realidad, el sabor amargo que se produce cuando algo que se ha quemado en exceso.

De hecho el café torrefacto se prepara añadiendo al café una gran cantidad de azúcar (que puede oscilar entre el 15% y el 20%) que, al quemarse, es la que le proporciona su brillo y su sabor característico. Para preparar el torrefacto se suelen utilizar cafés en grano de baja calidad, ya que este proceso de tueste va a enmascarar su sabor. Pero a pesar de saber todo eso, son muchos los que no se imaginan tomando café si tuvieran que prescindir de él.

Café mezcla

Las mezclas de café o blend, como le llaman los norteamericanos, nacen con el propósito de combinar diferentes tipos de café para extraer lo mejor de cada uno de ellos y crear una bebida exclusiva y de gran calidad. Los mejores baristas prefieren realizar ellos mismos sus mezclas, mientras que las grandes cadenas de cafeterías envasan las suyas en grandes cantidades, para conseguir ofrecer el mismo sabor en cualquier lugar del mundo.

Lamentablemente no siempre los motivos son tan loables y en algunos establecimientos las mezclas se realizan con el único fin de abaratar costos, añadiendo café de calidad inferior.

Si quieres experimentar preparando tu propia mezcla, adelante. Pero si prefieres ir sobre seguro encontrarás una amplia variedad de café mezcla a tu disposición.

Última actualización el 2019-11-12

error: Alert: Content is protected !!