Saltar al contenido
CAFEMANIA.ES

Cafetera de Goteo

La cafetera de goteo (cafetera americana o cafetera eléctrica como se la suele conocer en nuestro país) es la cafetera ideal para todos aquellos que quieren disfrutar de un buen café sin “tropezones”, un café que se pueda beber sin necesidad de masticar los posos. Su otra gran ventaja es que mantendrá el café caliente para que cada uno se vaya sirviendo cuando se levante, o para que tú puedas tomar una segunda o tercera taza cuando te apetezca. La cafetera de goteo es una gran elección tanto para el hogar como para la oficina.

Historia de la cafetera de goteo

La cafetera de goteo la inventó el estadounidense Benjamin Thompson a finales del siglo XVIII. Pero tuvimos que esperar hasta 1954 para que el alemán Gottlob Widmann patentase su Wigomat, la primera cafetera de goteo eléctrica. En 1961 comenzaron a fabricarse modelos muy similares a los que conocemos ahora.

Una curiosidad: los filtros desechables los inventó en 1908 una mujer, Melitta Bentz, utilizando el papel secante de sus hijos. ¿Te suena de algo Melitta? Pues sí, de esa idea tan simple surgió una gran empresa que ha perdurado hasta nuestros días.

Cómo funciona la cafetera de goteo

El funcionamiento de la cafetera de goteo no puede ser más simple. Dependiendo de la cantidad que desees preparar echa el agua en el depósito del agua, coloca el café correspondiente en el filtro y enciéndela. Cuando el agua se caliente irá cayendo sobre el café molido y se irá filtrando gota a gota para depositarse en la jarra. La pequeña placa que hay bajo la jarra mantendrá la temperatura del café.

Elige tu cafetera de goteo

Antes de comprar una cafetera de goteo debes tener en cuenta algunos detalles. Para elegir entre la amplia oferta de tamaños, en primer lugar tienes que pensar cual es el más adecuado para el uso que le vas a dar.

Otro detalle muy importante es el tipo de filtro que utilice la cafetera. Los filtros desechables son muy cómodos y hacen que la limpieza sea más rápida y sencilla. El filtro permanente te dará más trabajo, ya que deberás limpiarlo muy bien cada vez que utilices la cafetera, pero a cambio te ahorrarás el dinero de los filtros.

Las cafeteras de goteo clásicas suelen tener la jarra de vidrio, pero también puedes encontrarlas de acero inoxidable de doble capa (algo similar a un termo) que mantendrán el café caliente sin necesidad de utilizar la placa.

Comprar una cafetera dotada de apagado automático tras un determinado tiempo, te ayudará a ahorra energía y te evitará más de un susto.

¿Has deseado alguna vez que te despierte el aroma del café recién hecho? Pues ahora es muy sencillo: sólo tienes que comprar una cafetera de goteo programable, llenarla de agua, poner el café molido y programar la hora a la que quieres que se encienda, igual que si fuera un despertador. Cuando te despiertes tu café ya estará listo.

Mantenimiento de la cafetera de goteo

El mantenimiento de este tipo de cafeteras es muy sencillo. Tan sólo hay que lavar la jarra y el filtro (si es permanente). En la mayor parte de las cafeteras de goteo que están a la venta estas dos piezas se pueden poner en el lavavajillas, con lo cual tendrás aún menos trabajo.

De vez en cuando, dependiendo del tipo de agua que utilices, tendrás que eliminar la cal que se haya depositado en la cafetera. Para ello puedes utilizar bien los kits específicos que comercializan las marcas de cafeteras o bien los líquidos o pastillas descalcificadoras genéricos.

Truco.- Puedes quitar la cal de tu cafetera de una forma mucho más simple y económica. Sólo tienes que llenar el depósito con agua y un buen chorro de vinagre o el zumo de uno o dos limones. Ponla en marcha (sin café) y espera que se llene la jarra. Después hazla funcionar otras dos veces llenando el depósito sólo con agua (para eliminar el olor y el sabor que hayan podido dejar el vinagre o el limón) y ya la tienes lista para preparar café.

Última actualización el 2019-11-12

error: Alert: Content is protected !!