Saltar al contenido
CAFEMANIA.ES

Jarras lecheras

Las jarras lecheras son un pequeño complemento que tú también necesitas. Es evidente que la forma de preparar y servir el café ha cambiado, pero no siempre nos apetece tomar el café sólo. Para disfrutar de un buen café con leche, un manchado o un cortado es necesario añadir leche a nuestra bebida favorita. Y la mejor forma de hacerlo, sin lugar a dudas, es utilizando las jarras lecheras. Por eso a continuación te mostraremos algunas de las más prácticas y decorativas.

Jarras lecheras para servir, espumar y decorar
Jarras lecheras para servir, espumar y decorar

¿Son necesarias las jarras lecheras?

Nuestra vida evoluciona muy deprisa. Lo que antes era normal ahora se ha convertido en excepción. Por poner un ejemplo, aunque en nuestra cultura occidental nunca llegamos a tener un rito tan meticuloso y detallista como los japoneses con su ceremonia del té, hasta hace poco tiempo el hecho de servir un café era una ocasión especial en la que el anfitrión desplegaba sus mejores recursos.

No estamos hablando de lujos, sino de costumbres populares muy arraigadas. En ninguna casa podía faltar un buen juego de café con sus tazas y platos, el azucarero, la cafetera de servir y, por supuesto, la jarra lechera. Desde el modelo clásico con doce servicios hasta el humilde “tú y yo” (a ser posible haciendo juego con la vajilla) servir el café en una de esas preciosas cafeteras de porcelana era un placer compartido.

Pero el tiempo pasa y las costumbres cambian. Ahora preparamos el café directamente en la taza con nuestra cafetera de cápsulas, o lo servimos desde la cafetera italiana o desde la jarra de la cafetera de goteo. Siempre tenemos prisa y tendemos a simplificar, y el paso intermedio de poner el café en la cafetera de servir se ha quedado reservado para las grandes ocasiones.

Pero, ¿qué pasa cuando queremos añadir un poco de leche a nuestro café? Hacerlo con el cazo es difícil y poco preciso (aunque todos lo hemos hecho alguna vez estando solos con muy mal resultado). Por eso necesitas una jarra de leche, por comodidad. Y la necesitas aún más si sois varios de familia o tus amigos vienen con frecuencia a tomar café a tu casa. Pero, ¿qué jarra lechera es la más adecuada para ti?

Diferentes clases de jarras lecheras

Es evidente que podemos llenar de leche cualquier jarra que tengamos a mano, incluso una de cerveza, pero eso no quiere decir que hayamos hecho la elección más acertada. Por eso lo mejor es que pensemos primero en el uso que vamos a darle.

Según su modo de empleo básicamente podemos dividir las jarras de leche en dos grandes grupos de los que hablaremos a continuación: jarras de servir y jarras para espumar. Dependiendo del tipo de café que más te guste puedes elegir la que resulte más adecuada a tus necesidades.

Otro detalle que debemos tener en cuenta antes de comprar nuestras jarras lecheras es el tamaño. Si sueles tomar café con una pequeña nube de leche, tendrás más que suficiente con una jarra lechera pequeña. Pero si tienes que preparar lattes para varias personas está claro que te hace falta una jarra de mayor capacidad.

Jarras para espumar

Las jarras lecheras para espumar son, sin duda, uno de los principales instrumentos de trabajo de los baristas, imprescindibles para el latte art, esa especie de magia que les permite crear preciosos dibujos e increíbles diseños con la espuma de leche.

Estas jarras deben ser siempre de acero inoxidable ya que este material permite mantener una temperatura constante durante el proceso que convierte la leche en espuma. Por cierto, si te preocupa el calor que pueden tener que soportar tus manos, no te preocupes: muchas de estas jarras lecheras de barista están recubiertas de teflón para protegerte.

Encontrarás jarras para espumar leche en varios tamaños diferentes. Elijas el que elijas recuerda que la cantidad de leche tiene que ser la mitad del volumen de espuma que quieres conseguir. Lo ideal es que la leche no sobrepase la tercera parte de la jarra, para que no se desborde durante el proceso de emulsión.

Jarras de servir

Si buscas algo más de variedad no te preocupes: vas a encontrar jarras lecheras de servir elaboradas en muy diversos materiales. Jarras de plástico o aluminio, ideales para las excursiones o el camping. Jarras de cristal rectilíneas o talladas. Jarras de gres de diseño ultramoderno. Y no olvidemos las magníficas jarras de barro esmaltado producto de nuestra artesanía.

Las jarras lecheras de servir, además de ser un utensilio muy práctico, pueden convertirse en un estupendo elemento decorativo. Un magnífico ejemplo son las jarras de porcelana que podemos encontrar en todos los estilos imaginables: romántico, clásico, divertido, navideño, minimalista. Los diseños, el colorido y los grabados son tan variados que siempre encontrarás la pieza ideal que destaque en tu mesa.

Si lo que buscas es añadir un toque vintage las jarras de leche de hierro o acero esmaltado son una magnífica opción, así como las jarras de porcelana de estilo campestre. Y por supuesto también puedes elegir una jarra de acero inoxidable, con o sin tapa. Algunas incluso traen un termómetro incorporado en la parte exterior donde podrás controlar la temperatura de la leche.

Si tomas el café amargo o sólo utilizas edulcorantes artificiales con la jarra tendrás más que suficiente. Pero si tomas azúcar o si quieres ofrecérsela a tus invitados, es posible que te interese alguno de estos bonitos conjuntos de jarra y azucarero.

En cuestión de precios, como puedes ver, la mayoría son muy asequibles salvo las jarras firmadas por las grandes marcas de porcelana, como Creatable, Malacasa, Maxwell & Williams, Premier Housewares, Villeroy & Boch… Pero si te enamoras de alguna de ellas, no lo dudes: cómpratela. Te mereces un capricho.

Última actualización el 2019-11-12

error: Alert: Content is protected !!